Entrará en funcionamiento este verano. Se trata de una clínica móvil, la primera del mundo propulsada por pila de combustible de hidrógeno, fabricada por Toyota en colaboración con el Hospital Kumamoto de Cruz Roja en Japón.

El objetivo es demostrar la eficacia de los vehículos eléctricos de pila de combustible —los denominados Fuel Cell Electric Vehicle (FCEV)— en el campo de la medicina y como apoyo ante desastres, todo ello sin contaminar.

Más de siete metros

Lo cierto es que la frecuencia de tifones, lluvias torrenciales y otras catástrofes naturales se ha incrementado en los últimos años, sucesos que no solo provocan cortes eléctricos en hogares y centros de evacuación, sino también una mayor necesidad de servicios médicos en las zonas golpeadas por estos desastres. Para solucionar esta situación, Toyota ha estado colaborando con el Hospital Kumamoto de Cruz Roja desde el pasado verano para estudiar cómo podrían afrontarse esas necesidades.

Es aquí donde

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here