El WLTP implementado en Europa desde 2017 ha supuesto una nueva forma de medir el consumo y emisiones de los vehículos. Una mucho más estricta y exhaustiva que afecta a distintos parámetros del coche, y que está haciendo que incluso los fabricantes de equipos originales, los conocidos bajo el término OEM que ofrecen sus productos a las marcas, calculen de forma mucho más minuciosa todas y cada una de las piezas que ofrecen en su gama y el efecto que ello puede tener en la cifra final del vehículo bajo el ciclo WLTP.

Obligados a calcular los efectos de cada opción

Y es que tal y como explica JATO en su último informe, este nuevo formato hace que cualquier opcional que afecte al peso, la resistencia al aire o a la rodadura de un vehículo pueda alterar sus cifras WLTP, por los efectos que pueda provocar en la eficiencia del coche y

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here