https://cdn-1.motorsport.com/images/amp/0JBoP4Q0/s6/jorge-martin-pramac-racing-mav.jpg

Desde hace años, los tres pilotos tienen fijada su residencia en Andorra, donde a menudo comparten jornadas de preparación física, principalmente encima de la bicicleta. Hace tiempo, sin embargo, cuando Jorge Martín comenzaba en el Mundial –debutó en Moto3 en 2015–, tanto Espargaró como Viñales ‘apadrinaron’ al chico, a quien echaban una mano en aquello que podían, bien fuera prestándole motos para que se entrenara o llevándoselo con ellos y aconsejándolo.

Ha pasado tiempo y aquel chico con tanto potencial que tuvo que abandonar Madrid (2017), una comunidad que no lo pone fácil a los pilotos que precisan de instalaciones y medios con los que poder progresar, es más que una realidad. Como muchos de sus ya rivales en MotoGP destacaron el sábado después de que el #89 se adjudicara una descomunal pole en Losail, empieza a ser una amenaza.

Uno de los que probablemente más contento estuvo por la machada

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here