A mediados de la década de los 70 más allá del 911 Porsche tenía el Porsche 930 Turbo, un modelo durante un par de años fue el coche más rápido que podrías encontrar en Alemania. No obstante la compañía Rinspeed, famosa aún hoy por diversos proyectos locos, decidió llevar aún más lejos por esa época a este 930, y para ello creó el Rinspeed R69, una curiosa fusión entre aquel 930 Turbo y un Ferrari Testarrosa (lo que le hizo ganarse el apodo de ‘Porsche Testarossa’) acompañado de faros escamoteables del Porsche 944.

La mejor fusión entre Porsche y ¿Ferrari?

Y es que saltaba a la vista que este Porsche había ganado musculatura con estilo de los 80 como bien se apreciaba con sus nuevos laterales rayados, o una trasera mucho más agresiva, que conformaban un modelo ciertamente extraño en sus formas, combinando las curvas de los Porsche con las afiladas aristas

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here