Que la inactividad pasa factura a la mecánica de los coches es algo que todos sabíamos así que era de prever que el periodo de confinamiento domiciliario al que estuvimos sometidos el año pasado por estas fechas, iba a pasar factura a los automóviles primero y a sus propietarios después. Sin embargo, lo que no era tan fácil de advertir es que semejante situación podía suponer una oportunidad de oro para emprender, ofreciendo un servicio a domicilio inexistente hasta el momento: el de un taller mecánico.

En Francia, por ejemplo, fueron numerosas las start-ups de este tipo que se crearon, plataformas como GoMecano, Best’Oil o Mécaminute que se propusieron trasladar buenos equipos de reparación de vehículos a las casas o los lugares de trabajo de quienes lo solicitaran.

Un taller móvil con reserva online

Ahora, un año después de este ‘boom’, es cierto que la situación de pandemia continúa y las restricciones

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here