El Shelby Cobra sigue siendo hoy en día uno de los clásicos más venerados especialmente en Estados Unidos, tanto como para que hayan surgido una gran cantidad de réplicas y restomods en los últimos años tratando de replicar e incluso superar las sensaciones de aquel modelo de los 60 con origen en un roadster británico y al que Carroll Shelby instaló un colosal motor V8 de 7.0 litros para dar como resultado el legendario Cobra 427.

Hoy en día en el mundo de las réplicas la opción favorita de los preparadores es el famoso V8 Coyote 5.0 de los Ford Mustang, pero para aquellos a los que les gustan los motores verdaderamente “gordos” Superformance, uno de los alumnos más aventajados en lo que a restomods y réplicas del Cobra se refiere, ha actualizado a su versión más bestia del Cobra, el MKIII-R del que ya te hablamos hace no mucho tiempo,

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here