Sergio Pérez es sinónimo de no rendirse. El piloto mexicano tuvo que lidiar con las dificultades desde los primeros minutos del Gran Premio de Bahrein pero logró reponerse para obtener una meritoria quinta posición que le ha concedido el título de ‘Piloto del Día’ en la primera cita del año.

Problema en la vuelta de calentamiento

Los problemas para ‘Checo’ aparecieron en la vuelta de calentamiento. Su volante se fue a negro. El Red Bull no respondía. Aparcó el coche en uno de los laterales del trazado, dispuesto a abandonar el coche. Optó por intentarlo hasta que el monoplaza respondiese y así fue. El problema obligó al mexicano a salir desde el pit lane pero seguía vivo en carrera.

“Solo por poder hacer los kilómetros de hoy, valió la pena. Cada vuelta en el coche es hacer click con todo. Perderme la carrera hubiese sido un desastre. Contento por eso y por conseguir

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here