https://cdn-1.motorsport.com/images/amp/0ZRoVO50/s6/formula-1-red-bull-racing-laun-3.jpg

Sergio Pérez ya conoció lo que es manejar un monoplaza de Red Bull, aunque no fuera el RB16B que se estrenó este martes. El piloto mexicano rodó el lunes y martes con un RB15, coche con el que el equipo compitió en 2019 en la F1, en el circuito de Silverstone.

Pese al sol en el circuito británico, Pérez tuvo el reto de conducir el coche en pista mojada. El monoplaza ya mostró la decoración que está presente en el contendiente de este año.

 

Este primer acercamiento sirvió para que el mexicano se familiarizara con su nuevo equipo de trabajo. Apenas a inicio del año viajó a las instalaciones de Milton Keynes para conocer a su equipo.

Pérez firmó con Red Bull en un contrato de un año como reemplazo de Alex Albon. La situación resultó un golpe de suerte para el mexicano quien a mediados de año parecía quedar

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here