https://cdn-1.motorsport.com/images/amp/2d1BrVZY/s6/romain-grosjean-haas-f1-1.jpg

Grosjean escapó de la muerte tras un espeluznante accidente en Bahréin el año pasado, aunque como resultado no pudo tomar parte de las últimas dos carreras de la temporada 2020.

Con 34 años y consciente de que ya no volvería a conducir un Fórmula 1 al haber perdido su asiento en Haas para 2021, Grosjean dijo pocos días después de su accidente que deseaba tener una última oportunidad de sentarse en un coche de la máxima categoría para tener una mejor despedida tras haber competido entre 2009 y 2020, con 179 grandes premios disputados y diez podios en su cuenta personal.

Luego del pedido de Grosjean, Mercedes dijo que estaba dispuesto a darle al francés un último test en un F1, lo que llevó al francés a decir que llamaría a Toto Wolff, jefe del equipo del fabricante alemán, cuando anunció en febrero su llegada a la Serie IndyCar.

También

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here