Hay una gran cantidad de automóviles fabricados en los Estados Unidos que formarán parte de la historia del automóvil, pero solo uno de ellos puede presumir de ser el vehículo norteamericano más caro jamás vendido en una subasta pública. Este título cayó en 2007 en manos del Shelby Cobra 427 Super Snake, es decir, un ejemplar de 1966 que también puede presumir de exclusividad ya que es el único que existe en el mundo.

Barrett-Jackson

Único en el planeta

Esto es así porque la otra unidad que se creó en la década de los 60, el CSX 3303, no tuvo un final feliz y tras pasar por las manos de dos propietarios, el último de ellos sufrió un trágico accidente en un acantilado de las costas del Pacífico. Este coche se ganó la fama de ser un hueso duro de roer y no es para

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here