https://cdn-1.motorsport.com/images/amp/YEQA4vPY/s6/daniel-ricciardo-mclaren-1.jpg

El australiano nunca lo ha tenido fácil para meterse en los coches de Fórmula 1, y cuando llegó a McLaren descubrió que el asiento que le habían preparado era demasiado estrecho y había que hacer unos ajustes.

Sin embargo, y aunque la adaptación final dentro del MCL35M de McLaren ha quedado bien y es cómoda para el australiano, dice que sus caderas, que a menudo le provocan malestar y que le hacían sufrir especialmente en Red Bull, siempre deben tenerse en cuenta.

“Tengo caderas anchas, supongo. Tengo huesos bastante gruesos”, dijo Ricciardo cuando se le preguntó sobre el progreso desde el complicado primer asiento.

“Pero al final entré, así que el problema fue con una especie de primera maqueta del asiento. Y con las dimensiones que tenían, asumieron que estaría bien para mí, pero no estuvo del todo bien”.

También lee:

“Afortunadamente, era solo el asiento y no era la

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here