Hay un determinado grupo de personas que se sienten mucho más seguras si viajan en un vehículo de grandes dimensiones que ha sido modificado específicamente para ofrecer la máxima protección como, por ejemplo, el BMW X7 que tenemos en imágenes. El SUV alemán ha pasado por las manos del especialista canadiense Inkas Armored Vehicle Manufacuring para recibir un tratamiento antibalas con el que pueda desviar proyectiles de fusiles de asalto e incluso granadas de mano.

Inkas Armored

El más seguro de su clase

Si uno se encuentra con este vehículo por la calle no pensará que esconde toda una serie de artilugios pensados para proteger a sus ocupantes y un blindaje específico, pues estéticamente no presenta ningún indicio que lo delate. Quizás su aspecto siniestro con ese color negro que cubre toda la carrocería, la ausencia de detalles cromados y la presencia de cristales tintados

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here