El terremoto y posterior tsunami que afectó a las costas de Japón de 2011 fue uno de los más severos que ha sufrido el país en las últimas décadas. Dejó totalmente devastadas muchas zonas además además de dañar seriamente la central nuclear de Fukushima. Han pasado ya casi 10 años desde aquel desastre natural, pero aún hoy siguen encontrándose algunos efectos de aquel terremoto y posterior maremoto, como por ejemplo un coche desaparecido que diez años después, se ha reencontrado con su dueño. Eso sí, ¡en el fondo del Océano Pacífico!

De vehículo terrestre a hogar para la fauna marina

Así lo acaba de mostrar en un vídeo la agencia de noticias japonesa KyodoNews, que muestra el hallazgo de unos buceadores el pasado mes de enero en algún lugar de las profundidades del océano cercano al pueblo pesquero de Ofunato. Lo que un día fue un Volkswagen Golf arrastrado al

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here