No es la primera vez que más de un gran superdeportivo acaba sufriendo un cruel destino por culpa de los delitos de su propietario y este Ferrari 458 Spider incautado en el Reino Unido no es una excepción. De hecho en las islas británicas se suelen tomar muy en serio este tipo de asuntos y no suelen perder el tiempo a la hora de deshacerse de un coche salpicado por algún tipo de irregularidad.

Salpicado por un delito de estafa

En esta ocasión los más valientes pueden incluso ver al coche en pleno achatarramiento en el vídeo de abajo, algo que al común de los mortales dolerá y mucho mientras se preguntan por qué habría que destrozar un superdeportivo Ferrari por los pecados de su dueño. Un dueño al que por cierto también parece no haberle hecho ninguna gracia este achatarramiento, de hecho le ha pillado tanto por sorpresa que

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here