https://cdn-1.motorsport.com/images/amp/YMDygXK2/s6/f1-italian-gp-2016-jost-capito.jpg

La Fórmula 1 utiliza motores V6 turbo-híbridos desde 2014. Sin embargo, las reglas de las unidades de potencia son tan complejas que los costos son enormes, lo que a su vez hace que sólo haya cuatro fabricantes en la F1: Ferrari, Mercedes, Renault y Honda, aunque este último dejará la categoría a finales de 2021 y transferirá su tecnología a Red Bull.

Los fabricantes de motores independientes han estado ausentes desde finales de 2013, cuando Cosworth dejó la F1. Sin embargo, Capito, recién nombrado CEO de Williams, cree que es importante que la F1 cuente con constructores de motores independientes. Por ello, aboga por una reglamentación más sencilla y unos motores más baratos.

“En este momento no es posible que un equipo privado compita y sobreviva. Esto tiene que cambiar”, afirmó a Speedweek. “Con el tope presupuestario se ha dado un paso importante. El problema ahora es que no hay

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here