Mercedes-Benz AG – Mercedes-Benz Classic Communications

Menos de 20 km/h, en concreto 16, esa fue la velocidad máxima del considerado primer coche del mundo que data de 1886, fecha en la que ya circulaban locomotoras de vapor a más de 100 km/h, incluso décadas antes.

Este vehículo fue patentado por Carl Benz y alcanzaba el doble de velocidad que los peatones, pero carecía de velocímetro. Tampoco tenía mucho sentido, dado que no había límites legales de velocidad.

No fue hasta la creciente popularización del coche cuando los velocímetros estuvieron disponibles, pero como equipo opcional, ya que los vehículos rápidos se consideraban buenos coches. Aparecieron entonces algunos que llegaban hasta los 100 km/h.

Primeros límites

Los límites de velocidad no se introdujeron hasta que los automóviles se volvieron cada vez más rápidos. En sus comienzos se adaptaron a la situación del tráfico. Así, a partir de 1909, 15

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here