Se está convirtiendo en algo habitual que los fabricantes estadounidenses aprovechen el lanzamiento de un nuevo producto para donar los beneficios obtenidos por la venta de sus primeras unidades en una determinada subasta. Esto lo hemos visto con RAM y su 1500 TRX, con Ford y su Bronco de dos puertas, así como con el GMC Hummer EV, a los que ahora debemos sumar los Cadillac CT4-V y CT5-V Blackwing, es decir, los dos automóviles más salvajes que tiene la firma estadounidense en su poder.

Con fines benéficos

En esta ocasión, la casa de subastas Barrett-Jackson ha anunciado que los VIN 001 de las dos berlinas deportivas se venderán en un evento que tendrá lugar en Scottsdale, Arizona (Estados Unidos), en el mes de marzo. Todos los beneficios obtenidos de ambos automóviles irán destinados a Black Ambition, una organización sin ánimo de lucro lanzada por la estrella de la música

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here