Allá por 1997 Toyota comenzó su gran aventura con los vehículos “eléctricos” lanzando el Prius, el primer vehículo híbrido de producción en serie que unía al motor gasolina tradicional uno eléctrico que le permitía ser mucho más eficiente y ecológico que un coche de combustión tradicional. En el 2000 ese Prius se extendió por todo el mundo y durante las dos últimas décadas Toyota se ha mantenido fiel a su tecnología híbrida no enchufable (aunque en el último año sí ha ido lanzando PHEVs dentro de su gama), perfeccionándola año tras año, incluso cuando el resto de sus rivales, que llegaron mucho más tarde a la fiesta de la electrificación, entraron directamente con modelos híbridos enchufables e incluso en los últimos años con 100% eléctricos.

De hecho la japonesa ha querido en los últimos años desmarcarse de nuevo del resto apostando por la pila de combustible y el hidrógeno con

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here