Red Bull se sale con la suya. De forma insistente, el equipo de la bebida energética ha abogado por la congelación de las unidades de potencia hasta el final de la actual generación, lo que le iba a permitir mantener los propulsores Honda, fabricante que se marcha al término de la actual campaña, sin que significase una pérdida de competitividad.

Honda, sin Honda, hasta 2024

Tost desconfía de la congelación de motores

Honda lamenta tener que dejar la Fórmula 1

Al contrario de lo que se podría pensar y de comentarios poco halagüeños como los vertidos por Franz Tost, todos los fabricantes han estado de acuerdo, viendo ventajas, especialmente económicas, en esta congelación, pudiendo centrarse con más tiempo en la próxima generación de motores, la cual entrará en vigor en 2025.

Para llegar a tal acuerdo se pactó igualar el rendimiento de las unidades

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here