No es un segmento en el que sea fácil competir. De hecho, las marcas denominadas premium acostumbran a dejarlo de lado y es que los denominados “GTI” –en genérico– son modelos de unas características muy concretas y sí, todas ellas las reúne este BMW 128ti que acabamos de probar.

De estos automóviles se espera que sean tan rápidos y sensacionales, como prácticos y confortables. Que presenten el tamaño justo, pero con la estética apropiada. Con mecánicas robustas y eficientes, pero con un rendimiento adicional exclusivo y por supuesto, con una característica común: un puñado de siglas marcadas a fuego en sus carrocerías que los distinguen del resto de los “mortales”.

BMWCar and Driver

Turismo Internazionale

En BMW estas siglas siempre fueron dos: “ti” y aunque este Serie 1 las recoja de los 323 y 325 Compact de finales de los 90 que algunos bien recordaréis,

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here