Chevrolet ha ganado la Gran Carrera Americana 24 veces, más que cualquier otro fabricante y en este finde semana volverá a estar presente en la Nascar en el mítico Daytona International Speedway.

Cada carrera contará con la presencia de un modelo de Chevrolet diferente propulsado por una variante distinta del famoso bloque V8 6.2L, que guarda cierta semejanza con los motores de la serie Chevrolet Cup. Los tres vehículos presentes rinden una potencia acumulada de 1.370 CV.

Incremento de potencia

El coupé Corvette Stingray será el pace car para la Daytona 500 este domingo 14. Se trata de un LT2 V-8, visible a través de la superficie de vidrio trasera. Produce 495 CV y tiene un par de 637 Nm de par cuando está equipado con el pack Z51. Logra así ser la versión más potente. También tendrán presencia este fin de semana un Silverado 1.500 RST y un Camaro

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here