https://cdn-1.motorsport.com/images/amp/2QzGLJAY/s6/franco-morbidelli-petronas-yam.jpg

El subcampeón del mundo pone al mismo nivel al campeón Joan Mir y a su compañero Álex Rins, que acabó tercero pese a verse penalizado durante todo el año por la lesión que sufrió en el primer gran premio de 2020.

En una temporada de récord, Suzuki consiguió dos victorias, una con cada uno de sus pilotos, mientras que Morbidelli ganó tres veces. La regularidad marcó la diferencia y el fabricante de Hamamatsu se llevó los títulos de pilotos y equipos, en gran parte gracias a una moto más equilibrada y fiable que la Yamaha, que se vio lastrada por los problemas de motor de principio del campeonato.

“Los pilotos de Suzuki eran muy fuertes el año pasado, tanto Rins como Mir”, dijo Morbidelli a Sky Italia. “Los dos estaban en una gran forma y su moto técnicamente también era muy competitiva, así que los veo como el fabricante y los pilotos a batir”.

Aunque el italobrasileño se libró del progresivo bajón

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here