La borrasca Filomena trajo consigo la mayor nevada que se recuerda en todo el centro peninsular. Un inmenso manto blanco que alcanzó en algunas zonas el medio metro de altura, cubrió todo dejando una estampa tan maravillosa como insólita, pero causó también importantes destrozos y un verdadero colapso a nivel de movilidad.

Con los servicios de emergencia completamente saturados y con un despliegue de medios completamente insuficiente para limpiar las principales vías de comunicación y acceso y sobre todo, rescatar a los vehículos atrapados por la nieve, una figura no tardó en emerger: la de los heroicos 4×4. Hablamos de voluntarios que al volante de sus todoterrenos demostraron tanto arrojo y valentía como buena voluntad, rescatando no solo a un número importante de turismos, sino a los vehículos de emergencia y servicios públicos básicos que también se habían visto afectados.

SOS 4X4

El Renault 4 da una

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here