Corría el año 2017 cuando Bugatti decidió aterrizar en el mercado de las bicicletas con un producto cuyos números eran tan llamativos como los que definen sus automóviles de alto rendimiento. En concreto, hablamos de una de las propuestas más ligeras del sector pues este vehículo de dos ruedas frenaba la báscula en apenas 5 kilos y su precio era tan elevado que cualquiera podía invertir los 32.000 euros que piden por ella en un compacto deportivo.

Inspirada en el Chiron

Si bien Bugatti fue la encargada de elaborar el diseño, la bicicleta como tal fue desarrollada por el especialista alemán PG. Unos meses más tarde, las dos compañías volvieron a reunirse para lanzar al mercado una segunda variante, esta vez una alternativa eléctrica, que también presumía de ser una de las más livianas del planeta. Con una apariencia elegante que oculta el hardware eléctrico, esta bici ecológica apenas pesaba

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here