El paso de Filomena ha dejado un manto blanco que no se veía en décadas, pero también a cientos de conductores atrapados toda la noche dentro de sus coches

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here