https://cdn-1.motorsport.com/images/amp/0qXWlzp6/s6/jack-aitken-williams-fw43-1.jpg

No hace muchos hablar de un “coche cliente” en la Fórmula 1 era un tema inédito, pero con divisiones entre quienes se oponían a cualquier derogación que pusiera en riesgo la propiedad intelectual de los proyectos individuales de los equipos y aquellos que veían a esta clase de monoplazas como una salida válida para evitar una mayor salida de equipos de la parrilla.

Williams había sido uno de los equipos que se oponía mayormente a cualquier propuesta de un coche cliente, primero desde la perspectiva de Frank y luego a través de su hija Claire.

El equipo inglés libraba una batalla de principios porque siempre han interpuesto su propia naturaleza de un equipo de Fórmula 1, es decir, una entidad capaz de diseñar y construir de forma independiente su coche. Obviamente, la posición de Williams tenía como objetivo defender intereses creados, o el riesgo de que un equipo cliente demostrara

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here