Dodge nos ha acostumbrado a una continua escalada de potencia y preparaciones en sus deportivos e incluso en sus SUV y pick-up con los recientes Durango SRT o el Ram 1200 TRX. Sin embargo no siempre uno busca máximas prestaciones, sino un coche distinto y lujoso con el que por qué no dar el cante con tus amigos.

Extendiendo un clásico

Este Dodge Challenger limusina alas de gaviota podría ser definición perfecta de esa idea, y es que el popular muscle car americano ha dejado atrás su carrocería coupé, que ha crecido hasta ser una larga limusina que es un 70% más larga que el modelo de serie, hasta ofrecer unos 3 metros y medio de distancia entre ejes, más del doble de su distancia entre ejes tradicional.

Una evolución perfecta para dejar hueco a un buen grupo de amigos en su interior. Sin embargo, si ya te parece que

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here