https://cdn-1.motorsport.com/images/amp/2y3yDoe6/s6/jean-alesi-and-gianni-morbidel.jpg

Prost sufrió una rara temporada sin victorias tras acariciar el título en 1990, el cual se llevó su némesis, Ayrton Senna, con el accidente infame de Suzuka. McLaren y Williams simplemente fabricaron mejores coches que Ferrari en 1991, e incluso Nelson Piquet (Benetton), cerca de la retirada, logró la victoria en Canadá gracias a Nigel Mansell.

Prost consiguió solo cinco podios, en comparación con las cinco victorias de la temporada anterior. Luego llegó Suzuka, la penúltima ronda del campeonato…

Según informó Nigel Roebuck, de Autosport, las declaraciones de Prost tras el GP de Japón en el que acabó cuarto fueron: “Fue como conducir un camión horrible. No hay placer en absoluto”.

Alain Prost, Ferrari 643

Prost dijo eso debido a los fallos en los amortiguadores, lo que causó que la dirección fuera increíblemente pesada. Sus palabras no estaban dirigidas al coche en sí, sino a lo que sentía al conducirlo debido a un fallo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here