Tráfico las define como “plazas circulares que distribuyen el tráfico desde la entrada y guían a los vehículos hasta la salida”. Sus defensores aseguran que posibilitan una circulación más segura y rápida, lo que les ha valido el apelativo de turboglorietas. Dado que cada vez son más habituales en nuestras carreteras desde la DGT explican como se deben utilizar mediante un vídeo muy ilustrativo.

En España están repartidas por diferentes Comunidades Autónomas y se diferencian de las glorietas convencionales en que no está permitido cambiar de carril mientras se circula por su interior. Esto supone que una vez que seleccionemos el carril adecuado éste nos llevará directamente hasta la dirección deseada sin tener que preocuparnos de dar vueltas a la rotonda buscando la salida deseada.

Vídeo ilustrativo

Aunque la explicación teórica de su funcionamiento no resulta complicada, dado que si cada conductor tiene claro hacia donde quiere ir antes de

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here