https://cdn-1.motorsport.com/images/amp/2y3WmLe6/s6/max-verstappen-red-bull-racing.jpg

Aunque hay una congelación de los chasis bastante estricta de cara al próximo año –como parte de las medidas de ahorro de costos introducidas en respuesta a la pandemia de coronavirus–, hay cierto margen para hacer mejoras.

Además de que las superficies aerodinámicas permanecen abiertas a los cambios, los equipos pueden usar dos tokens de desarrollo especiales para elegir las partes concretas del coche que quieren mejorar.

Las zonas más fundamentales utilizarán ambas fichas, mientras que las más pequeñas utilizarán solo una.

Max Verstappen ha admitido recientemente que había “debilidades” en el coche que serían abordadas para el próximo año, y el equipo ha insinuado una gran remodelación.

El jefe del equipo de Red Bull, Christian Horner, explicó que, aunque hay muchas partes que se mantendrán intactas, también se modificarán otras tantas.

“Yo diría que del RB16B… el 60% del coche será como el actual”, explicó. “Como en todos los

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here