Aunar lo viejo y lo nuevo. Esa es la filosofía detrás del nuevo baby GT de Ferrari. Con un nombre tan sugerente como Roma, envuelve parte de la última tecnología del superdeportivo SF90 de 1.000 CV en un traje que recuerda los días de gloria de los grandes y rápidos Gran Turismo europeos con motor delantero de los años 50 y 60, antes de la era de los superdeportivos.

Una nueva vuelta de tuerca al Gran Turismo

Ferrari espera que esta elegante combinación ayude a atraer nuevos clientes a la marca, el tipo de personas que de otro modo podrían haber comprado un Aston Martin Vantage o DB11. El tipo de gente que probablemente encuentra otros coches de Ferrari, incluso el Portofino de de entrada, un poco demasiado, bueno, Ferrari. Maranello estima que el 20 por ciento de los compradores quitarán los escudos amarillos del cavallino rampante de los guardabarros

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here