https://cdn-1.motorsport.com/images/amp/2Qzoe9mY/s6/jack-miller-pramac-racing-1.jpg

Ducati y Suzuki se juegan este domingo el campeonato de constructores, un título secundario pero al que las marcas otorgan bastante valor. Japoneses e italianos llegan empatados a puntos a la última carrera y quien clasifique una moto por delante se llevará la corona.

Los de Borgo Panigale parten con cierta ventaja, ya que cuentan con seis motos por dos de los de Hamamatsu. Además, dos Desmosedici se clasificaron en el top 7 de la parrilla de Portugal, mientras que Alex Rins, décimo, fue el mejor de los nipones.

Jack Miller, que partirá tercero en Portimao, ha acariciado dos veces la victoria esta temporada, la última la semana pasada en el Gran Premio de Valencia cuando Franco Morbidelli le batió en un mano a mano hasta la última curva. Este domingo espera tener una nueva oportunidad de ganar, en la que será su última carrera con el equipo satélite Pramac antes

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here