Mucho antes de ser presentado, el Toyota GR Yaris ya hacia las delicias de los más entusiastas no por su diseño agresivo, sino más bien por la configuración que los ingenieros de la marca japonesa habían plasmado en el utilitario deportivo. Hoy en día es muy difícil encontrarse con un coche de su tamaño que tenga un motor turboalimentado acoplado a una caja de cambios manual y con un sistema de tracción total al cargo de toda esa potencia. Si bien es verdad que sus números son asombrosos, todavía lo pueden ser más tal y como demuestra el vídeo que preside estas líneas.

Hora de descubrir la verdad

Decimos esto porque el equipo de Biesse Racing ha cogido uno de los ejemplares con especificaciones europeas del GR Yaris y se lo ha llevado a sus instalaciones en Italia para realizar una prueba que algunos Toyota conocen muy bien, como es

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here