https://cdn-1.motorsport.com/images/amp/0a9o9Lr0/s6/valentino-rossi-yamaha-factory.jpg

Rossi giró en Portimao a principios de octubre en un test privado organizado para que los pilotos de MotoGP conocieran la pista, nueva en el calendario y en la que este fin de semana se celebra el Gran Premio de Portugal, el último del curso.

Entonces, el italiano, como la mayoría de pilotos, rodó con una moto de calle por la reglamentación de test, pese a lo cual salió muy satisfecho de la prueba, asegurando que era una pista que le había gustado mucho.

Esas buenas sensaciones hacían presagiar a ‘il dottore’ una mejora respecto a las últimas carreras, algo que no se tradujo en un buen tiempo al final del primer día.

“Este año está siendo muy difícil”, admitió Valentino.

“Vengo de un período muy duro para mí, en el que cometí errores, tuve problemas con la moto y también estuve enfermo”, dijo en referencia al contagio por la

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here