Cuentan con casi 100 años de antigüedad y aparentemente se trata de un componente de lo más simple. Son los parasoles que equipan los coches en el interior y que se utilizan para evitar reflejos, pero que en un futuro tendrán muchas más aplicaciones si atendemos a esta noticia que nos llega desde el especialista en automóvil Grupo Antolin.

La novedad radica en lo que desde esta empresa denominan parasol retráctil. Una propuesta que aseguran mejora la funcionalidad y el aspecto general de los que equipan diferentes vehículos hasta ahora.

Ocultos hasta que los necesitas

Estos parasoles retráctiles están ocultos detrás del recubrimiento del techo hasta que se necesitan. Se pueden desplegar o retraer tanto de forma manual como automática con sólo pulsar un botón. Una de las ventajas es que su integración perfecta en interior del techo permite ofrecer una estética mucho más fluida y aportar más sensación de

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here