https://cdn-1.motorsport.com/images/amp/2jXWK9p6/s6/miguel-oliveira-red-bull-ktm-t.jpg

Con la bandera de cuadros bajada y el reloj a cero, Miguel Oliveira cerró la mejor vuelta de los 70 minutos de entrenamientos del FP1 del Gran Premio de Portugal, que vuelve al calendario de MotoGP seis años después y que lo hace con un circuito totalmente inédito, el de Portimao.

Un trazado desconocido para mucho, pero no así para el piloto local, un Oliveira que paró el crono en 1.40.122, superando a Maverick Viñales, que fue segundo, y a las Aprilia de Aleix Espargaró y Lorenzo Savadori, que hicieron bueno el entrenamiento del que dispusieron en esta pista, hace unas semanas, con las MotoGP.

También lee:

Portimao no ha decepcionado en este arranque de gran premio, un trazado espectacular, con grandes subidas y bajadas que ponen a prueba la pericia de los pilotos y la estabilidad de las maquinarias pero que, sobre todo, arroja imágenes espectaculares con motos prácticamente

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here