El impuesto de matriculación se paga en función de las emisiones de CO2 que produce cada coche y en base a los siguientes tramos: cero hasta 120 gr/km, 4,75% del precio del vehículo entre 120 y 160, un 9,75% hasta 200 y por encima de este registro un 14,75%, unos porcentajes que cambiarán (al alza) en los próximos meses debido a la entrada en vigor en toda Europa de la nueva normativa de emisiones WLTP.

Esta norma es más estricta y supone que la contaminación de un mismo vehículo se incremente entre un 20 y un 30% más, algo que supondrá un encarecimiento de entre un 5 o incluso casi un 10%.

El problema es que el Ministerio de Industria aprobó en 2018 un factor de corrección que ahora termina… y el gobierno no tiene previsto, de momento, implementar alguna fórmula.

El caso es que la fecha se acerca y

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here