Los coches del futuro ya no sólo serán un medio de transporte: se convertirán en dispositivos inteligentes de gran tamaño con ruedas.

No solo me refiero a los EV (vehículos eléctricos). Los vehículos impulsados por gasolina y los híbridos son más inteligentes que nunca antes con diversos sistemas de asistencia al conductor, tecnología avanzada del tren motriz y un montón de funciones de seguridad. En el pasado, los autos del futuro eran una simple evolución del modelo anterior, pero eso ha cambiado por completo. La naturaleza competitiva de la industria automotriz junto con los avances tecnológicos allanaran el camino modelos con los que sólo habíamos soñado hace una década. Un buen ejemplo es el vehículo conceptual Hyundai Prophecy, que es un coche eléctrico autónomo con un diseño asombroso y la tecnología más avanzada. Proviene de una compañía en la que nadie pensaba mucho hace algunos años. Y no es el único.

Fuente: Digital Trend Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here