Corría la temporada 2007 cuando una nueva mujer aterrizó en la Indycar. La categoría se mostraba entusiasmada de recibir a otra fémina en plena efervescencia del fenómeno Danica Patrick. Milka, una belleza venezolana, destacaba por su trato hacia la prensa y el público, lo cual cobra especial importancia en la categoría norteamericana. Muchos ingredientes para formar una larga relación.

Milka y la Indycar

Magnussen y Latifi escapan de las sanciones

Pero en la pista, todo era muy diferente. Con apariciones esporádicas durante tres años, gracias a la petrolera venezolana Citgo, Milka consiguió presupuesto para competir a tiempo completo en 2010. Sin embargo, los incidentes eran constantes, así como los encontronazos con otros pilotos y peleas grabadas por aficionados, incluyendo una acalorada discusión con Danica Patrick a la que llegó a arrojar una botella de agua para asombro de todos.

No fue de ninguna ayuda que

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here