Se llaman Max Recline y son unos nuevos asientos patentados por Ford que están inspirados en las butacas que por ejemplo se utilizan en la clase business de los aviones.

El objetivo de estos asientos es que permitan descansar a los ocupantes de la forma más cómoda posible. Por el momento estarán disponibles en el Ford F-150 2020, la mítica pick-up que goza de gran éxito y popularidad en los Estados Unidos. Dado que se trata de un vehículo que utilizan multitud de trabajadores, muchas veces hay ratos libres en los que resulta vital descansar para recuperar fuerzas. Precisamente es en este contexto en el que los Max Recline cumplen a la perfección su función.

Ergonomía mejorada

Para crear estos asientos los ingenieros de Ford realizaron multitud de encuestas y tomaron imágenes de la utilización de la Ford F-150 por parte de sus conductores. También su opinión sobre como mejorar

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here