En conjunto producimos 2.100 millones de toneladas de residuos al año, es decir, una cantidad equivalente al estadio de fútbol PSV llenó 7.380 veces.

Con el fin de demostrar que se pueden reutilizar estos residuos de una manera útil, un equipo de estudiantes de la TU/ecomotive de la Universidad de Tecnología de Eindhoven en los Países Bajos ha fabricado un coche casi 100% reciclado.

Ligero y eficiente

El resultado es un coche eléctrico de aspecto deportivo llamado Luca con una base de lino y plástico reciclado, una gran parte procedente del mar. La carrocería, ventanas y acabado interior también están hechos de materiales reciclados como botellas de PET, ABS, o residuos domésticos. Todo ello permite lograr un peso muy reducido, solo 360 kilos sin baterías, que también son bastante ligeras, unos 60 kilos.

Luca es un coche compacto con dos motores eléctricos ubicados en las ruedas traseras. Puede alcanzar una

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here