https://cdn-1.motorsport.com/images/amp/0L1GGga2/s6/alex-marquez-repsol-honda-team.jpg

Alex Márquez tuvo un fin de semana especialmente complicado en Valencia. El piloto del Repsol Honda señalaba el jueves que el gran objetivo era acabar la carrera después saldar con dos caídas los dos últimos grandes premios.

Sin embargo, el viernes se empezaron a torcer las cosas con dos caídas casi consecutivas en el FP2. El piloto de Cervera (Lleida) no sufrió ninguna consecuencia más allá del mosqueo por el error.

Peor sería la tercera. En la clasificación, durante la Q1, sufrió un tremendo highside y Brad Binder, que venía a su rueda, tuvo que esquivarle. Al caer, se golpeó con violencia la muñeca izquierda. No obstante, se dirigió al box a por la segunda moto, pero no pudo lograr acceder a la Q2.

 

A pesar de cojear, por la tarde pudo ir por su propio al centro médico del Circuito, donde le hicieron placas que descartaron cualquier fractura. Sin embargo, el

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here