Aunque los reglamentos y tecnologías actuales suelen hacer complicado trasladar un coche de competición del circuito a la calle no puede decirse que los fabricantes no estén intentando crear verdaderos modelos de carrera matriculables. Ejemplos hay muchos desde el Merdeces-AMG Project One hasta el recién llegado Toyota GR Yaris o los futuros Hypercar de Le Mans como el GR Super Sport, cada uno en su liga. Sin embargo la edad de oro de este tipo de modelos se podría situar en los 80 y 90 con reglamentos como el de los Grupo B o los GT1 que requerían de producir una serie de unidades de producción para la calle para poder competir.

Esos últimos dieron origen a joyas como el Porsche 911 GT1 Strassenversion, un auténtico prototipo de Le Mans apto para la calle nacido en la segunda mitad de los 90 y muy cotizado hoy en día. Tras el

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here