“No, imposible, te estás quedando conmigo” fueron las palabras que salieron de la boca de uno de mis mejores amigos cuando le dije que había conducido un Yaris más potente que un VW Golf GTI 8. La última locura de Toyota Gazoo Racing es un coche con 261 caballos, tracción integral y cambio manual de seis marchas, que en su versión ‘básica’ cuesta 32.900 euros y sube hasta 37.900 euros si se pide con el equipamiento Circuit Pack, un paquete desarrollado de forma exclusiva para sacar las máximas prestaciones a esta ‘bomba’ y que afortunadamente lleva instalado nuestra unidad de pruebas. Este kit incluye diferenciales delantero y trasero tipo Torsen, suspensión endurecida, llantas forjadas de 18 pulgadas, pinzas de freno pintadas en rojo y neumáticos Michelin Pilot Sport 4S en medida 225/45. Todo esto en un vehículo de 1.280 kilos en vacío, con puertas de aluminio y techo de polímero

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here