https://cdn-1.motorsport.com/images/amp/YBeqMVK2/s6/formula-1-turkish-gp-2020-auto-2.jpg

La sesión del viernes del Gran Premio de Turquía mostró una constante imagen en los monitores: monoplazas derrapando en el circuito o sufriendo trompos ante la falta de adherencia que se encontraron en el circuito de Estambul.

La razón de estos problemas es que la pista del Istanbul Park fue pavimentada nuevamente hace unas semanas. Sin embargo, este proceso que se realizó con muy poco tiempo antes de la carrera, combinado con la selección de neumáticos duros por parte de Pirelli, resultó en un agarre muy bajo.

Durante la primera sesión de entrenamientos el mejor tiempo estuvo dentro del margen del 1m35s, mientras que en la segunda tanda fue de 1m28s. A pesar de esta mejora los tiempos estuvieron entre 3 y 4 segundos más lentos que lo hecho por los monoplazas en 2011 cuando la Fórmula 1 visitó por última vez esta pista.

El deslizamiento en la superficie de

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here