Tras casi una década de ausencia, la Fórmula 1 regresó a Turquía. Un país donde si bien la homosexualidad es legal desde 1858, no existen medidas de protección contra un colectivo que ha visto como en los últimos años aumentaba la represión, fruto de una sociedad altamente conservadora.

Polémica con Arabia Saudí

Arabia Saudí confirma su entrada en el calendario

Un regreso que coincide con el anuncio del Gran Premio de Arabia Saudí en 2021, un país donde la homosexualidad está castigada incluso con pena de muerte, sin entrar en detalle de otras numerosas violaciones contra los derechos humanos que no ha hecho más que generar un gran revuelo tanto en el paddock como en las redes sociales de los aficionados.

Estos hechos no han hecho otra cosa más que empujar a Sebastian Vettel a lanzar un mensaje reivindicativo como más le gusta al piloto

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here