Para los amantes de las carreras, Codemasters no solo ha sido un valor seguro en lo que a videojuegos se refiere, sino que sus entregas eran esperadas como agua de mayo. Desde su creación en 1986, la compañía destacó en su predilección por los juegos de velocidad, a los que ponía mucho mimo.

Por algo su segunda entrega fue BMX Simulator y la cuarta nada menos que el Grand Prix Simulator. A principio de los 90 llevaron la saga Micro Machines a un nuevo nivel, y con Micro Machines V3 consiguieron un videojuego capaz de tenerte enganchado numerosas horas al día durante semanas.

GRID: Ya hemos jugado y aquí, nuestro veredicto

Los mejores videojuegos del mundo del motor

Pero aquello era solo el principio, pues Codemasters preparó dos sagas casi de forma paralela que le hicieron desmarcarse del resto de compañías. La primera, TOCA

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here