Tras ser lanzado al mercado en el año 2015 y posicionarse como uno de los Mazda más demandados a nivel mundial, el CX-3 introduce una serie de cambios no muy trascendentes de cara al próximo año. Estos afectan a la estética, al equipamiento y a la mecánica, sin olvidarnos del confort en carretera.

Mazda

Ligeros cambios estéticos

La marca japonesa ha querido refrescar la imagen del SUV más compacto de la familia con la introducción de algunas modificaciones que no pasarán desapercibidas para los más detallistas. De esta forma, nos encontramos con una parrilla frontal en forma de ala que presenta dos líneas de diferente anchura, los biseles de los faros antiniebla, los embellecedores de los pilares y las molduras laterales en acabado negro brillante, así como unas ópticas traseras en forma de anillo combinada con líneas horizontales. Además, se añaden unas novedosas llantas de

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here