Getty ImagesCar and Driver

Prejuzgar a los conductores según el tipo de vehículo que conducen es algo muy, pero que muy habitual. ¿Quién no ha imaginado el sexo, la edad o la fisonomía de quien está detrás del volante de un determinado vehículo, verdad? Incluso, yendo un poco más allá, en función del estado general del coche o su forma de moverse en carretera nos atrevemos a ir más allá con jucios de valor como la ideología, la religión, el poder adquisitivo, el coeficiente intelectual o la higiene de quien va tras el volante. ¡Ja! La higiene siempre sale a relucir…

Los coches menos limpios

Y es que si hay un letrero que todos hemos visto alguna vez en un coche es el de “Lávalo, guarro” una expresión usada en todos los rincones del mundo, en sus diferentes idiomas pero con la misma herramienta: el dedo índice,

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here