Debe de resultar muy difícil tener un Chevrolet Corvette de 1966 en el garaje y olvidarse de él durante un largo periodo de tiempo. No estamos ante un caso de abandono en uno de esos graneros que tanto nos llaman la atención, sino más bien ante un ejemplar que ha permanecido seis meses encerrado a la espera de que su propietario volviera a poner en marcha su propulsor V8, y cuando lo ha hecho no ha tenido el final esperado.

Un desenlace amargo

El dueño de este precioso ejemplar que tenemos en imágenes descubrió lo que puede pasar cuando uno deja un automóvil clásico olvidado durante varios meses sin comprobar que todo funciona como debería a la hora de volver a ponerlo en marcha. El incidente en cuestión ocurrió en abril, pero recientemente el propietario decidió compartir en YouTube el vídeo que recogieron las cámaras de seguridad de su vivienda.

La fuente: Caranddriver Ir al Articulo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here